¿Sabías que la infidelidad (más en hombres) está relacionada con un bajo coeficiente intelectual?

¿Sabías que la infidelidad (más en hombres) está relacionada con un bajo coeficiente intelectual? 1
¡Más infiel, menos inteligente! ¡Comprobado!

Las relaciones amorosas hoy en día son bastante complicadas, la infidelidad crece cada día más entre hombres y mujeres, el compromiso de una relación de pareja ya no parece ser tan fuerte, si no pregúntaselo a los de “BADABUM”.

Hay diferentes causas por la que una persona es infiel, influyen factores externos como la educación, cultura, religión, sociedad, etc. También hay factores internos en cada persona que intervienen en la fidelidad, como los valores, principios e incluso el coeficiente intelectual.

¿Qué es la infidelidad?

La infidelidad es transgredir el compromiso adquirido en una relación, bien sea un noviazgo, concubinato o matrimonio formal. Dicho compromiso se quebranta al instaurar una relación ya sea amorosa o sexual, a corto o largo plazo, con alguien fuera de ese vínculo que es la relación.

La infidelidad es variada, es decir, no hay sólo un tipo de infidelidad o forma de traicionar la confianza de tu pareja. Últimamente se ha agregado a la lista de infidelidades el simple hecho de coquetear con otra persona que no es tu pareja mediante alguna red social, o chat.

Tipos de infidelidad.

Existe la creencia popular de que la infidelidad se considera infidelidad sólo si se llega al acto sexual con alguien fuera del vínculo. Pero no es así, los expertos han determinado que existen varios tipos de infidelidad, te explicaremos cada uno de ellos.

  1. Infidelidad directa: Es aquella en donde la persona infiel lo hace con total intención manifiesta, planifica cómo será infiel, cómo hacerlo sin ser descubierto, antes de llevar a cabo el acto de infidelidad estudia con detenimiento de qué forma lo hará.
    Un ejemplo de este tipo de infidelidad es cuando la persona infiel utiliza una aplicación como Ashley Madison, una app que tiene como función principal buscar personas para llevar a cabo relaciones extramatrimoniales.
  2. Infidelidad indirecta: En este caso es muy diferente al anterior, la infidelidad llega de forma inesperada, sin planificarse absolutamente nada, por lo general es llevada a cabo gracias a la debilidad del infiel o por elementos externos como el alcohol o problemas en la relación. Un ejemplo de esta es cuando en un viaje de trabajo alguien es infiel por una noche con otra persona sin planificarlo, por lo general en este caso existen grandes muestras de arrepentimiento, sin embargo, no hace menos culpable al infiel.
  3. Infidelidad online o virtual: Esta es muy común en la actualidad, se ve beneficiada por numerosas características que son atractivas para el infiel, y hacen que su ejecución sea más sencilla, como que la conexión puede ser en cualquier momento, incluso estando con su pareja. El internet ha influenciado de manera considerable la cantidad de infidelidades, sin embargo, debemos ser conscientes de que la culpa siempre es de nosotros, el hecho de que el internet nos lo haga más fácil no nos exime de tener mayor grado de responsabilidad.
  4. Infidelidad física: Esta podríamos decir que es un subtipo de infidelidad, y es todo lo contrario al anterior, en este caso la infidelidad se da de forma física, existiendo poco contacto por teléfono. Este subtipo de infidelidad puede ser directa o indirecta.
  5. Infidelidad afectiva: Algunos consideran que la infidelidad no siempre está ligada con algo sexual, el hecho de tener sentimientos por otra persona que no es tu pareja ya es considerada infidelidad, esta también es conocida como infidelidad romántica, y tiene mayor concurrencia en mujeres que en hombres.
  6. Infidelidad sexual: En estos casos la infidelidad es netamente sexual, la relación extramatrimonial es casual y no existe mayor apego sentimental entre los involucrados, tiende a ser mucho más común en hombres que en mujeres. En gran parte de estos casos el infiel tiene varias relaciones fuera del vínculo, ya que no siente apego a ninguna de estas y sólo está en busca de satisfacción sexual.
  7. Infidelidad obligada: Este tipo de infidelidad es bastante discutido, pues algunos creen que se utiliza para responsabilizar a la víctima y liberar de culpas al infiel. En ella se establece que la persona es infiel por no sentirse querida en su actual relación y tener baja autoestima. Básicamente el motivo de su infidelidad es tratar de buscar en relaciones extramatrimoniales el afecto y seguridad que su relación no le puede ofrecer, el miedo a cerrar una relación tóxica es bastante relevante en este tipo de infidelidad.
  8. Infidelidad por adicción sexual: Está ampliamente ligada con desordenes psicosexuales relacionados con adicciones al sexo como lo es la ninfomanía (en el caso de las mujeres) y la satiriasis (en el caso de los hombres), en donde el infiel sólo está en busca de satisfacer su necesidad casi enfermiza de sostener relaciones sexuales.
  9. Infidelidad de aprobación: En este caso en específico el infiel está en una relación a punto del colapso, tanto el infiel como su pareja son conscientes de que la relación acabará pronto, sin embargo, les es difícil acabar con la ella y el primero de estos tiene la necesidad de afecto, por lo que busca refugio en la infidelidad.
    Es básicamente una crisis afectiva, en donde el infiel usa a otra persona para cubrir la tristeza que puede ocasionarle romper su actual relación.
¿Sabías que la infidelidad (más en hombres) está relacionada con un bajo coeficiente intelectual? 2
Infidelidad vs el coeficiente intelectual

Así que como habrás notado la infidelidad se manifiesta de diferentes formas, esta no distingue de sexo, aplica tanto para hombre como para mujeres, aunque algunos tipos de infidelidad tengan un sexo predilecto.

La infidelidad está estrechamente ligada con el coeficiente intelectual, y parece algo más que lógico, pero la afirmación no está basada sólo en razonamiento lógico, se basa en un estudio realizado por el japonés Satoshi Kanazawa quien es experto en psicología evolutiva de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres.

Infidelidad es sinónimo de coeficiente intelectual bajo.

Kanazawa en su estudio aseveró que la práctica de la monogamia es resultado de la evolución de nuestra especie, siendo entonces la poligamia e infidelidad propias de aquellos que van un paso atrás, de aquellos que quedaron rezagados en nuestro progreso como raza humana.

Kanazawa utilizó dos grandes bases de datos, donde recopiló por separado actitudes sociales y coeficiente intelectual, y luego mezcló los datos recopilados en ambos análisis. Dando como resultado que las personas que dan mayor importancia a la fidelidad en sus relaciones son las que poseen un mayor coeficiente intelectual.

El científico japonés concluyó su estudio afirmando que “Los hombres inteligentes son más propensos a valorar la exclusividad sexual”.

La infidelidad se ha vuelto algo frecuente en los últimos tiempos, por eso, si eres de esas que valoran la fidelidad y lo consideran pilar fundamental de tu relación, debes ser selectiva al buscar pareja, buscando encontrar ese amor verdadero, que no traicione tu confianza y que como el estudio lo indica sea “más inteligente” y valore la exclusividad de ser sólo tuyo.

Pero de igual forma si tienes dudas, no lo pienses dos veces y practícale a tu pareja una pequeña prueba camuflado para medir su “coeficiente intelectual”, quizás te ayude a descubrir su tendencia a ser o no infiel.

¿Sabías que la infidelidad (más en hombres) está relacionada con un bajo coeficiente intelectual? 3
¿Amor o razón?

Equipo; Salud y Nutrición TV.