¡Mejora tu salud comiendo más calabacitas (calabacín)!

¡Mejora tu salud comiendo más calabacitas (calabacín)! 1
¡El poder de la calabacita (calabacín)!

La calabacita es un tipo de calabaza, originaria de Mesoamérica, perteneciente a la familia de las “cucurbitaceae”, a esta también se le conoce con diferentes nombres como: calabacín, zapallo o zapallito italiano y su nombre científico es “cucurbita pepo”.

Esta es utilizada frecuentemente para preparar diferentes platillos como guisos, ensaladas, sopas, entre otros. Fue cultivada durante miles de años en Norteamérica y Mesoamérica y es considerada como una de las especies domesticadas más antiguas, incluso se cree que puede ser la más antigua de todas.

¿Cómo se cultiva la calabacita?

Sembrar calabacita no representa un reto muy complejo, pues al ser una especia doméstica esta se puede cultivar en el patio de tu casa, por su puesto si este es amplio, ya que las plantas de esta ocupan un espacio considerable. Sin embargo, como cualquier cultivo se le debe prestar los cuidados necesarios para que sus frutos sean de calidad.

Esta verdura no se da muy bien en climas fríos, por lo que es recomendable que se siembre su planta en primavera, para que esta dé sus frutos en otoño, cuando aún no ha llegado el frío que impide su correcto desarrollo.

La planta de la calabacita ofrece aparte de este fruto (botánicamente hablando) sus flores, de color amarillo y con forma de trompeta, las cuales también son comestibles. Dicha planta es arbustiva, y por lo general mide alrededor de 2 pies y medio de altura.

¡Mejora tu salud comiendo más calabacitas (calabacín)! 2
Tipos de calabacitas

Estudios importantes efectuados a la calabacita.

Numerosos estudios han comprobado que la calabacita posee propiedades antioxidantes, reguladoras de insulina, antidiabéticas y antiinflamatorias. Esto gracias a que contiene carbohidratos almidonados que provienen de los polisacáridos en las paredes de las células e incluyen pectinas.

¡Mejora tu salud comiendo más calabacitas (calabacín)! 3
Las calabacitas y sus grandiosas propiedades antioxidantes

¿De qué está compuesta la calabacita?

La calabacita cuenta con fibra, minerales y vitaminas variadas, que le otorgan a esta la cualidad de ser bastante nutritiva y favorable para la salud, además de ser baja en calorías pues una porción de 100 gramos de esta contiene tan solo 17 calorías.

La cantidad de fibra en este vegetal es abundante, así como el aporte de otros nutrientes básicos como el ácido fólico; minerales como el potasio, hierro, manganeso, fósforo, entre otros; y vitaminas como las del complejo B, entre las que se encuentran el folato, B6, B1, B2, B3 y colina.

Igualmente aporta dosis favorables de vitamina A y C, cabe destacar que la vitamina C se obtiene de la calabacita sólo si se consume cruda o ligeramente hervida al vapor, consumir cruda una de estas calabazas de aproximadamente 250g te aportará alrededor del 60% de la dosis diaria de vitamina C.

Es importante resaltar que la calabacita contiene más potasio que el plátano, nutriente bastante beneficioso para el corazón y útil para contrarrestar los efectos del exceso sodio en las células, que por lo general deriva en tensión alta (hipertensión).

Los antioxidantes de flavonoides son otros de los elementos que componen a la calabacita y la hacen ser un alimento bastante saludable, entre estos antioxidantes se encuentran: el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina.

Por último, pero no menos importante, la calabacita no contiene colesterol ni grasas dañinas que puedan desfavorecer la salud cardiovascular, obstruyendo vasos sanguíneos vitales, provocando infartos u otros padecimientos cardiacos. Es sorprendente la cantidad de elementos favorables que componen la calabacita, que, además, le otorgan sus múltiples beneficios.

¡Mejora tu salud comiendo más calabacitas (calabacín)! 4
Múltiples vitaminas y minerales en las calabacitas

10 beneficios poderosos de la calabacita:

  1. Previene el envejecimiento prematuro: Por sus propiedades antioxidantes la calabacita es un excelente tratamiento contra las marcas de la vejez, pues consumirla contribuye a la neutralización de los radicales libres que provocan estas no deseadas líneas de expresión y arrugas.
  2. Regula la presión sanguínea: Gracias a su alto contenido de potasio, esta hortaliza puede ayudar a reducir la presión sanguínea cuando esta se eleva, evitando así padecimientos relacionados con la hipertensión como los ACV o aneurismas.
  3. Benefician el sistema digestivo: La calabacita contiene niveles óptimos de unos compuestos que ayudan a tener una flora intestinal adecuada y proteger la mucosa del sistema digestivo, estos compuestos son llamados mucílagos.
  4. Puede ayudar a adelgazar: Esto se debe a su bajo contenido calórico, ya que está compuesto en un 90% por sólo agua.
  5. Contribuye a tener ojos más saludables: La también llamada calabacín cuenta con luteína y betacaroteno, dos componentes que se conocen por lo beneficiosos que son para la salud ocular.
  6. Promueve una mejor salud cerebral: Su alto contenido de fósforo contribuye a una mejora en la salud cerebral.
  7. Fortalece los huesos: El calcio, el fósforo y el magnesio son los responsables de este beneficio ya que se encuentras en buenas cantidades en la calabacita y ayudan a los huesos a mantenerse fuertes.
  8. Evita la retención de líquidos: Por su alto contenido de potasio, la calabacita tiene propiedades diuréticas, por lo que su consumo incita las ganas de orinar, haciendo que se expulse mediante la orina cualquier líquido que haya sido retenido por el cuerpo.
  9. Es ideal para combatir la gastritis: Debido al gran aporte que tiene la calabacita a la digestión sana, esta se suele recomendar como complemento para tratar la gastritis.
  10. Es antiinflamatoria: Como se mencionó anteriormente, estudios revelaron que los componentes almidonados de esta pueden contener propiedades antiinflamatorias.
¡Mejora tu salud comiendo más calabacitas (calabacín)! 5
¡Consume más calabacitas!

Así que la calabacita es un excelente alimento tanto para satisfacerte culinariamente hablando como para mejorar tu salud. Si eres de Centroamérica posiblemente la consumas con mayor frecuencia que en el resto del mundo, en México específicamente, esta hortaliza se utiliza comúnmente.

Son magníficos los beneficios de este vegetal y su único efecto adverso se puede evitar simplemente consumiéndola de forma moderada, es relevante mencionar que la calabacita se debe consumir mayormente con piel, pues allí es donde se encuentran la mayor cantidad de nutrientes provechosos.

Su versatilidad hace realmente fácil añadirla a las comidas diarias, así que, ¡No esperes más! Internet está repleto de deliciosas recetas que puedes realizar con calabacita, añádela a tu dieta y obtén sus múltiples beneficios para tu salud.

Salud y Nutrición TV.