¡Las mujeres malhumoradas son más inteligentes, según científicos!

¡Las mujeres malhumoradas son más inteligentes, según científicos! 1
¡Más malhumorada, más inteligente!

¿Alguna vez te han llamado enojona, malhumorada o cascarrabias? Pues podrías tomarlo como una especie de halago, pues indirectamente están aceptando que eres inteligente, ya que según estudios las personas malhumoradas son más inteligentes. Y tú, ¿Te enojas con facilidad?

El enojo es un sentimiento que percibimos cuando algo nos molesta o incomoda, todos nos enojamos. Sin embargo, dependiendo del carácter, hay quienes se enojan con mayor facilidad que otros. Existen diversas causas por las que alguien se puede enojar, estas varían dependiendo de la persona.

Pero si tienes fama de ser enojona no te sientas mal, pues primero enfadarse es algo natural y segundo esto podría indicar que eres más inteligente, ya que las personas que frecuentemente experimentan este sentimiento parecen ser mejores al momento de tomar decisiones.

Así lo afirmó el investigador Joe Forgas, quien fue el autor principal del estudio realizado en Nueva Gales del Sur, Australia, en donde se demostró que el enojo está relacionado con una considerable mejora en la memoria, disminuye los errores de juicio y mejora la motivación.

Según los investigadores este sentimiento, considerado por muchos como negativo, hace que las personas sean más objetivas al momento de elegir y tomar decisiones, por lo que termina siendo un punto a favor, pues resultan ser más asertivas es sus decisiones que aquellas personas que mantienen un buen humor.

De igual forma se explicó que las mujeres enojonas suelen estar al tanto de todo lo que ocurre a su alrededor, bien sean las cosas que le competen o no, así que se puede decir que no se les escapa nada, siendo otro punto a favor pues resulta ser bueno mantenerse al pendiente de varias cosas, prácticamente sin descuidar nada.

Esta minuciosidad por lo general favorece la realización de diferentes tareas, ya sea individual, o en grupo, pues las mujeres enojonas en su gran mayoría suelen ser perfeccionistas y hacen lo posible para que todo a su alrededor ocurra de forma correcta.

¿Con qué se relaciona el buen humor?

Cabe resaltar que el buen humor está relacionado con cosas contrarias al malhumor, es decir, a las personas bienhumoradas se les asocia con el pensamiento impulsivo, más guiado por una corazonada o el instinto, sin antes meditar las consecuencias y/o beneficios de su accionar.

Forgas recalcó que el humor positivo fomenta más la creatividad, flexibilidad y la cooperación, mientras que el malhumor está relacionado más con la meditación, el juicio asertivo y los pensamientos con cabeza fría, favoreciendo la toma de decisiones.

Es importante mencionar que estas virtudes del enojo sólo salen a relucir si sabes controlar tus emociones y demuestras tu carácter en los momentos adecuados, pues si el enojo no se controla ni se aplaca a tiempo, puede generar efectos contraproducentes, y por el contrario, promover acciones no meditadas de forma anticipada.

Además, esta no es una razón para estar de mal humor todo el tiempo, sólo una virtud de aquellas personas que demuestran tener un carácter fuerte, que por lo general viene acompañado de poca paciencia, lo que hace que se enojen con mayor facilidad.

Los estados de ánimos varían constantemente, y el enojo no necesariamente es malo si se sabe controlar y utilizar a nuestro favor, de hecho, hay estudios que afirman que enojarse durante al menos 30 minutos al día es beneficioso para nuestra salud.

¡Las mujeres malhumoradas son más inteligentes, según científicos! 2
Virtudes del enojo

El enojo como ventaja evolutiva.

En una entrevista de la BBC el profesor de criminología Aaron Sell expuso el enojo como una ventaja evolutiva, refiriéndose a nuestros ancestros para poder explicarlo, pues según él, el enojo era lo que les permitía a muchos de nuestros predecesores prolongar su vida.

Sell explicó que lo lógico es pensar que quienes no se enojaban con frecuencia, evadían los problemas y permanecían tranquilos, tenían una mayor tasa de vitalidad que quienes sí lo hacían, sin embargo, numerosos estudios han demostrado que no era así.

Según el profesor de criminología lo que ocurría era que las personas que tenían un tipo particular de enojo eran más fuertes, por lo que lograban defenderse y superar las adversidades, casi que usando el enojo como un instinto de supervivencia, que los llevó a sobrevivir más que aquellas personas que no se enojaban. Por lo tanto el enojo les dio a estos una ventaja evolutiva.

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo cuando nos enojamos?

Según se ha estudiado, cuando te enojas, tu sistema nervioso simpático se activa, este es el que controla la lucha o huida, así que te pones en estado de alerta. Tu ritmo cardiaco aumenta, al igual que tu respiración, y empiezas a sudar.

Todos estos procesos ocurridos en el cuerpo durante el enojo parece ser un intento de tu organismo de llenarte de energía, para que estés preparado para afrontar cualquier situación que se te presente, bien sea actuando o simplemente evadiendo, abandonando alguna discusión o situación que te genere molestia.

Aparte de esto, según el profesor Ryan Martin, quien es presidente del programa de Psicología en la Universidad de Winsconsin-Green Bay en Estados Unidos, cuando sientes algo de forma intensa, como el enojo por ejemplo, los pensamientos suelen ser un poco más compartimentados, por lo que estás más enfocado en la supervivencia o la venganza.

Así que básicamente el sentimiento de enojo genera en tu cuerpo y tu cerebro diferentes reacciones, que no precisamente son malas. Por el contrario, si logras controlar todos esos cambios efectuados en tu organismo e incluso puedes canalizarlos de forma que generen un resultado positivo, el enojo puede ser beneficioso para ti.

Así que no está mal enojarse de vez en cuando, es algo común en todos, y si tienes fama de malhumorada no quiere decir que sea malo, pues si sabes controlar tu enojo y jamás dejas que te afecte de forma negativa, sino por el contrario, te hace ser más objetiva cuando tomas decisiones, entonces eres lo suficientemente inteligente para sacarle provecho al enojo.

¡Las mujeres malhumoradas son más inteligentes, según científicos! 3
Mujer asertiva

¡Y eso es una gran virtud! Así que ya lo sabes, el controlar las emociones es primordial, y tu malhumor, si lo sabes canalizar, puede ser sinónimo de inteligencia, espero te haya gustado la información y siempre ten en cuenta que las emociones van y vienen, lo importante es saber controlarlas y no dejar que ellas te controlen a ti.

Equipo; Salud y Nutrición TV.