¡Enojón, enojona, tienes que leer esto!… ¿Por qué es bueno para la salud enojarse de vez en cuando?

¡Enojón, enojona, tienes que leer esto!... ¿Por qué es bueno para la salud enojarse de vez en cuando? 1
¡El enojo es beneficioso para tu salud!

El enojo, ese sentimiento tan fácil de sentir y considerado malo para tu salud. Hay una infinita cantidad de razones por las que alguien se puede enojar, también va a depender de cada individuo, hay algunos que se irritan con mayor facilidad que otros que mantienen la calma durante más tiempo.

Desde el tráfico que no te deja llegar a tu lugar de destino, hasta porque tu equipo de fútbol perdió, en completamente normal enojarse en el transcurso del día, hay enojos leves y crónicos, este es un sentimiento pasajero, sin embargo, se presenta reiteradas veces en un mismo día.

Muchos afirman que enojarse es malo para tu salud mental, y tienen razón cuando es en exceso. Sin embargo, un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que enojarse al menos unos minutos por día es bueno para tu salud, especialmente para la salud del cerebro.

Según lo explica una de las mentes principales de la investigación, el psiquiatra Eduardo Calixto, el enojo estimula la activación de algunos órganos, lo que beneficia la salud; pero este enojo debe ser sólo momentáneo, porque si se extiende puede ser contraproducente y perjudicar la misma.

El enojo, activa en el cuerpo varios procesos que terminan siendo favorables para tu salud, entre estos se encuentran, el incremento del ritmo cardíaco y respiratorio, derivando en la activación tanto del sistema respiratorio como el cardiovascular.

Expertos aseguran que si controlamos el enojo podemos utilizarlo a nuestro favor, si logramos ejercer suficiente control para evitar que este nos afecte de manera significativa, y por el contrario lo usamos para que nos de la energía suficiente para actuar de buena forma, lograremos sacar provecho de él.

Asimismo, este sentimiento incrementa la producción de dopamina, una hormona que estimula el cerebro y produce la excitación de las neuronas. También aumenta la noradrenalina que mejora la condición física frente a un apuro.

El neurólogo Andrés Gallardo explicó para complementar lo afirmado por el Dr. Eduardo Calixto que, si el enojo se extiende durante un tiempo mayor a media hora, es normal que la alta producción de cortisol (hormona asociada al estrés) genere un estado de híper alerta, que puede derivar en un estrés biológico, y esto no es beneficioso pues resulta en algo patológico.

¡Enojón, enojona, tienes que leer esto!... ¿Por qué es bueno para la salud enojarse de vez en cuando? 2
El cerebro humano

El enojo desde el punto de vista psicológico.

El enojo es algo normal, es imposible no enojarse, pues hay factores reales e inevitables en la vida cotidiana de todos que nos conducen a esta emoción. Sin embargo, cuando este se empieza a presentar en alguien sin razones realmente de peso, pasa a ser un problema, pues se convierte en furia. Así lo afirma la American Psychological Assocation (APA).

De igual forma en el ámbito de la psicología se recomienda enojarse con frecuencia, pues esto ayuda a liberar estrés. Reprimir constantemente el enojo no es algo precisamente bueno, ya que básicamente este se acumula, generando un estrés incontrolable que, en algún momento, se debe drenar y casi nunca de la mejor manera.

Hay que saber cómo, cuándo y por qué enojarse, el enojo es una emoción más, y como todas las emociones hay que aprender a controlarlas, el enojo se considera normal cuando la causa de este es justificable. Lo que jamás es justificable es que el enojo te cegué e incurras en acciones indebidas o que afecten a personas inocentes, que no están relacionadas con la causa de tu enojo.

Es evidente que las razones para enojarse varían según la persona y su carácter, no todos nos enojamos por lo mismo, sin embargo, cuando alguien parece “enojarse por todo”, y no puede controlar su enojo resulta siendo una persona insana, comúnmente conocida como iracunda.

¡Enojón, enojona, tienes que leer esto!... ¿Por qué es bueno para la salud enojarse de vez en cuando? 3
Mujer enojada

¿Cómo afecta el enojo al cerebro?

Incluso biológicamente el enojo prolongado actúa sobre nuestro cerebro afectando las zonas encargadas del control de los sentimientos y la parte del cerebro enfocada en racionalizar la toma de decisiones, evitando así que logremos manejar adecuadamente la situación.

Estas zonas se ven afectadas sólo cuando el enojo es prolongado, ya que, según un estudio, el autocontrol es un recurso que se agota, así que, si el enojo se extiende durante un largo periodo de tiempo, a medida que este pasa es más difícil mantener un autocontrol.

¡Enojón, enojona, tienes que leer esto!... ¿Por qué es bueno para la salud enojarse de vez en cuando? 4
Neuronas cerebrales

¿Qué es el trastorno explosivo intermitente?

Esta actitud es un trastorno y se denomina trastorno explosivo intermitente, se caracteriza por tener episodios continuos e intermitentes de conductas impulsivas y violentas. También incluye si se tiene frenesíes verbales agresivos constantemente en los que se exagera la situación.

Estos arrebatos constantes terminan por ser perjudiciales para las relaciones, impiden que quien lo padece se pueda relacionar de forma normal ya sea en el trabajo, en clases o en su hogar con su propia familia. Este trastorno supone también un gran deterioro para la salud mental de quien lo sufre.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno explosivo intermitente?

La aparición de episodios de rabia puede ser frecuente y desaparecer abruptamente durante semanas o meses. Dichos episodios suelen durar menos de 30 minutos y se caracterizan por presentar los siguientes síntomas:

  • Ira                                                                               
  • Irritabilidad
  • Mucha energía
  • Pensamientos impulsivos
  • Temblores
  • Hormigueo
  • Palpitaciones
  • Opresión en el pecho
  • Actitud agresiva o violenta
  • Gritos

Por lo general los recurrentes sentimientos de culpa y remordimiento son frecuentes luego de un episodio de ira.

¡Enojón, enojona, tienes que leer esto!... ¿Por qué es bueno para la salud enojarse de vez en cuando? 5
Trastorno explosivo intermitente

Así que para evitar sufrir esta condición mental debes tratar de aprender a controlar el enojo y evitar que este se extienda y sea algo demasiado común, para que no se convierta en algo patológico, que termine afectando tu salud y tus relaciones interpersonales.

Es entonces el enojo un sentimiento que puede tener un efecto bien sea positivo o negativo en tu salud, todo dependerá de su duración y frecuencia. Es importante que determines qué motivos son los que verdaderamente pueden generar en ti un profundo enojo, para prestar especial atención cuando esto suceda.

Diversos estudios afirman que el exceso de ira está asociado con diversos padecimientos, tanto físicos como mentales, así que como sentirla es algo inevitable, sólo se debe tratar de reducir su aparición y cuando esto suceda, sacarle provecho y pasar la página rápido, para que sea sano y no lo contrario.

Y tú, ¿Conoces a alguien que se enoja con demasiada facilidad?, ¿Crees que manejas este sentimiento de forma adecuada? ¿Sabías que enojarse no necesariamente trae consigo un efecto negativo en tu salud?

Equipo; Salud y Nutrición TV.